ADJ

El Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García, actual Director Internacional de la Iglesia La Luz Del Mundo, nació el 7 de mayo de 1969, en la ciudad de Guadalajara, Jalisco. Hijo del Apóstol Samuel Joaquín Flores y de su esposa, la hermana Eva García López, fue el quinto de los ocho hijos procreados por el matrimonio. Su infancia y adolescencia transcurrieron en el hogar paterno en la colonia Hermosa Provincia.

Desde su juventud, el Apóstol Naasón Joaquín experimentó la satisfacción que proporciona el servicio a Dios. En 1983, a la edad de 14 años, dio el primer paso en su profesión de fe: fue bautizado en el nombre de Jesucristo. En los años siguientes, siendo aún adolescente, se integró –junto con otros jóvenes– al Grupo de Obreros de Hermosa Provincia, cuya labor evangelizadora se desarrolla en las colonias de la Zona Metropolitana de Guadalajara. En consonancia con lo anterior, a mediados de los ochenta acompañó a un grupo de misioneros radicados en España. Su estadía en la península ibérica, que incluyó el dar testimonio de la fe cristiana en los hogares y las plazas, fue un suceso que quedó grabado indeleblemente en su memoria. Otra de las bendiciones experimentadas fue, sin duda, el haber acompañado a su padre, el Apóstol Samuel Joaquín, en algunas de sus giras al interior de la República Mexicana y el extranjero.

A la edad de 17 años el Hermano Naasón Joaquín asume su primera responsabilidad: el Apóstol Samuel Joaquín le da el encargo del grupo de jóvenes chicos de la Iglesia de la colonia Hermosa Provincia, el 25 de agosto de 1986. Posteriormente, el 10 de mayo de 1992, pasó a ser responsable de los jóvenes grandes, y el 14 de junio de ese año contrajo matrimonio con la señorita Alma Zamora Espinoza, en Guadalajara, con quien procreó tres hijos: Adoraim, Eldai y Sibma.

En su trayectoria de 28 años de labor pastoral, estuvieron a su cargo, de diciembre de 1992 a diciembre de 2014, las siguientes congregaciones: Phoenix y Tucson, Arizona; Huntington Park, California (CA); Los Ángeles Sur (CA); Santa María, CA; Los Ángeles, CA; San Diego, CA; y Santa Ana, CA. En el transcurso de este trabajo ministerial recibió los ungimientos como Diácono Evangelista (1994), y Pastor Evangelista (2000).

A la par de su labor pastoral, el Apóstol Naasón Joaquín trabajó con dedicación en otras responsabilidades: fue director de la Jurisdicción Norte de la Iglesia La Luz del Mundo (2003-2014), que comprende los estados de Baja California, Baja California Sur, Sonora, Chihuahua, Nuevo León y Tamaulipas, en donde tuvo a su cargo la supervisión y atención a las necesidades espirituales y materiales de las congregaciones asentadas en dicha demarcación.

Con el propósito de promover la difusión de la doctrina cristiana a través de los medios de comunicación, el Apóstol Naasón Joaquín diseñó y organizó “Comunication Center Berea USA” (CCB USA), Esta instancia mediática, que entró en operación en agosto de 2009, además de tener un enfoque cultural y de divulgación, es la responsable de transmitir la señal de video de los eventos más importantes de la Iglesia La Luz del Mundo –santas cenas, presentaciones apostólicas, inauguraciones de templos, estudios bíblicos, etcétera– a nivel mundial… Por razones de espacio, no abundaré sobre el apoyo brindado la plataforma de profesionistas del país vecino –The Association of Professionals & Students (APS), ni de las giras cívicas de trabajo a favor del respeto a los derechos humanos, la libertad de creencias, la educación laica y la no discriminación –que tuvieron lugar en 2007 y 2009 en el norte de la República Mexicana–, ni de su cercanía con las instancias educativas, entre otras acciones dignas de encomio.

14 de diciembre de 2014: Inicio de su ministerio apostólico

El 8 de diciembre de 2014, a las 6:10 de la mañana, el Apóstol de Jesucristo Samuel Joaquín –quien dirigió la Iglesia La Luz del Mundo durante 50 años– partió al descanso de los justos. En ese día, minutos después del deceso, el Hermano Naasón Joaquín buscó un espacio en una de las habitaciones de la casa paterna, donde, afligido por la situación, elevó una oración a Dios: “Señor… ¡Consuélame! ¡Me duele mucho Señor!”. La respuesta divina no tardó: en aquella plegaria, el Apóstol de Jesucristo escuchó una voz muy fuerte, una voz como estruendo, como corrientes de muchas aguas, que le decía: “¿Por qué me pides consuelo?, si tú has de consolar a mi Pueblo… Naasón, ¡tú estarás al frente de este grande Pueblo; y si hoy lo ves grande, yo lo voy a multiplicar aún mucho más! Honra el cuerpo de mi Siervo Samuel y el próximo domingo te levantarás al Pueblo… Yo abriré su corazón y, aun, el del Cuerpo Ministerial como un solo hombre, y haré la obra perfecta” (Cf. Carta Apostólica, 20 de diciembre de 2014, Silao, Gto).

El domingo 14 de diciembre de 2014 fue la fecha señalada. Al igual que los días precedentes, el templo sede internacional y sus calles adyacentes se encontraban pletóricos. En oración y súplica, la Iglesia esperaba la manifestación de la Elección Apostólica. Este acto sublime, el de reconocer la identidad de un Enviado de Dios, tuvo lugar a las 2: 43 de la mañana. En este instante, la Iglesia y los ministros reconocieron el Ministerio Apostólico del Hermano Naasón Joaquín García, y, de manera unánime, le dieron sus diestras de compañía. Cabe recordar que esta obra –la del reconocimiento espiritual– no es humana, ya que procede de lo Alto, de acuerdo con la enseñanza bíblica.

En su primer mensaje apostólico, que estuvo impregnado de seguridad, esperanza y consuelo, recordó: “No estabais solos, solamente había una pausa (…). Hoy comienza una nueva era de triunfos, de victoria y de gloria para Dios. Ahora que mi tiempo ha llegado, puedo decir con libertad: Naasón Joaquín García, Siervo Dios y Apóstol de Jesucristo”.

El tiempo de dispensación en la Iglesia de Cristo continua vigente: su sello de autenticidad es la presencia de un Apóstol. Ni más ni menos.